Me encanta inspirarme en el mundo de los nativos americanos, los poblados vikingos, la naturaleza, los poblados africanos. Tienen mucho que enseñarnos. Su forma de vida, la simbología que transmitían, me gusta pensar que todos de alguna manera estamos conectados con ellos, que en nuestros instintos mas primarios queda algo de ellos. Sus sentimientos de protección, miedo, amor, lucha, perduran en nosotros.

Mimo es el hermano oso, cuida de los peques del poblado mientras la tribu descansa. Le encanta tumbarse al sol en su tiempo libre, comer bayas y otras cosas dulces,  es amistoso y positivo si no se siente atacado. Es muy feliz si se siente querido y así lo expresa en su cara y con sus gestos.

 

Mimo muñeco cojin havingfun

Mimo muñeco cojin havingfun

Esta es la historia de Mimo:

Cuenta la leyenda que Waka era un oso muy pequeño cuando llegó a este mundo. Nació en una cueva en lo profundo de la tierra, y no era lo bastante grande como para dañar a nadie. Su madre lo llamó Mimo en el idioma de la Gente.

Cuando su madre despertó de su largo sueño, sacó a Oso Pequeño al brillante sol de primavera. “¿Qué son estas criaturas que vuelan alto por arriba de mi cabeza?”, preguntó Oso Pequeño. “Wanblí”, respondió la madre con su voz ronca. “Es gracias a  Águila que nosotros aprendemos a vivir nuestra vida con dignidad. Los ojos de Águila son más agudos que los nuestros, así que siempre escuchamos las advertencias que Wanblí envía desde lo alto.”

La madre de Oso Pequeño lo condujo a través de la pradera de aromas dulces, hasta la orilla de un río donde ella lo enseñaría a beber. El metió su nariz en el agua clara y tomó un sorbo. El choque del agua fría lo puso instantáneamente alerta y vigilante. Muchos años después, cuando él hubiese crecido y rendido honor a su nombre de guerrero, recordaría su primera bebida. Siempre que necesitaba claridad de pensamiento o viveza para la cacería, él se zambullía en el río para prepararse a sí mismo para la tarea.

Mimo recordaba sus primeros días con afecto, pues su madre había sido una gran maestra. Ella siempre lo protegió y lo guió para que viviera la plenitud de la vida. Ella le enseñó a buscar larvas dentro de los troncos podridos de árboles de abeto. Le enseñó cuáles flores y pastos eran los más dulces, que raíces lo harían fuerte, y las bayas que lo ayudarían a engordar para su primer sueño largo de invierno.

Y ella le enseñó a atrapar los peces rojos conforme se estrellaban contra él en el río resbaladizo. La madre de Mimo le mostró un lugar especial entre dos rocas fragosas donde él podía sostenerse. “Espera con calma y paciencia en este lugar”, le dijo, “y las grandes cosas rojas y brillantes saltarán directo a tu boca.”

Y así fue que la Gente aprendió a pescar,… observando a Mimo y a su madre. A partir de ese momento, Mimo y la Gente nunca pasaron hambre mientras él y sus hermanos pudieran ser vistos pescando en el río.

El muñeco cojin Mimo está hecho con mucho cariño, pensando siempre en los mas pequeños. Se ha utilizado una tela de algodón muy suave y está impreso con tintas al agua. Así los mas pequeños pueden manipularlo sin problema.Les encantará tocarlo, achucharlo, estrujarlo….es muy tierno. Es un dibujo en blanco y negro para que desde muy pequeños sean capaces de distinguirlo, ya que los contrastes de color es lo primero que ven sus ojitos. Su tamaño y su forma es ideal para que las manos de los mas pequeños puedan agarrarlo. Querrán llevarlo a todos sitios, dormir con el, comer con el, ir de paseo o al parque….será su mejor amigo.
Para su confección, desde el primer momento nos encantó Susana, una chica super trabajadora que con su pequeño taller saca a su familia adelante. Tenía que ser ella quien hiciera los muñecos, sabia que ella le iba a poner el cariño, la atención y el buen hacer que necesitan.
Los primeros dibujos de Mimo…fueron…un poco desastre…quería que su cara fuera tierna, amigable…y algunos daban un poco de miedo, porque no decirlo. Al final, después de varios intentos ahí estaba…con sus garritas y su hocico. Le hice pinturas y símbolos de indio nativo americano. Y es que Mimo pertenece a un poblado indio. Mimo es un tótem. Y tiene una misión, proteger a los más pequeños.
Para los dibujos de su cara y su cuerpo me inspire en los símbolos de los nativos americanos.
symbols

 

Este caballo me dio la idea de hacer esos dibujos en su cara y en su cuerpo.

 

f6874838595c6f780073fdd4ceb91e89

 

Para la forma del oso busqué fotos de oseznos….me parecen tan entrañables….

 

2421e2f6c1985e977cc4a73935405acd

 

El muñeco cojin Mimo le acompañará a todas partes, será su amigo inseparable, es resistente y puedes lavarlo en lavadora. Está sometido a las pruebas de calidad mas exigentes del mercado….los propios niños.

 

 

MUÑECO COJIN MIMO

MUÑECO COJIN MIMO

MUÑECO COJIN MIMO

Mimo llegará a tu casa en las mejores condiciones, pronto te enseñaré el packaging que he pensado expresamente para él y para los niños con mentes inquietas que vayan a recibirlo.

¿Quieres saber cuando estará disponible? Inscríbete a nuestra newsletter y te mantendré informada. Pronto estará en nuestra shop!

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.

Pin It on Pinterest

Share This