Desde que soy madre hay dos momentos del año que odio sobremanera: el momento de los disfraces de Halloween y Carnaval.

Al principio hacía gracia ver a los pollitos disfrazados de esqueleto, Drácula o de oveja, pero con los años la cosa se ha puesto cada vez más pesada y es una carga más que una diversión.


Si tienes libre elección de disfraz, la cosa no va mal, aunque tienes tantas opciones que los niños se vuelven locos y no saben qué elegir. 


Esto no que fui el año pasado


Este ya lo ha elegido Daniel


De esqueleto fuí hace dos años


Drácula está muy visto


La cosa se complica si te toca como en el colegio de mis pollitos, un tema que ellos han esogido para Carnaval….te puedes morir.

El año pasado el tema fue…el color naranja….¡Dios!


Aparte de la naranja, la mandarina y «orange is the new black» ¿alguien sabe que más cosas naranjas hay en el mundo? Sí, la Calabaza…pero era Carnaval, ¡no Halloween!

En fin….respiremos….


Ahora que están en la época de los videojuegos a tope, es un buen lugar donde rebuscar personajes. Así que entre el niño y yo…que soy muy creativa pero en esos momento me bloqueo, pensamos en uno de esos fantasmas de Pacman pero en color naranja. Te pongo una imagen, que vale más que mil palabras. 


Y como no tienes obligaciones, ni nada, que si el trabajo, las comidas, las extraescolares, el médico, ir al gimnasio (que el dolor de espalda no se cura solo) pues encima tienes que ponerte a hacer manualidades para que el pobre niño pase un calor de espanto en un desfile que dura…10 minutos. Con suerte lo tendrá puesto un rato más hasta que salga del cole, y olvídate de disfraz.


En otros sitios la cosa se estira más y hacen desfiles durante toda la tarde, y el fin de semana, y el disfraz luce mucho más y merece la pena invertir tiempo y dinero, pero donde nosotros vivimos son unos sosos y no hacen nada…así que llámame rancia, pero ponte en mi lugar. Un disfraz para…¿5 horas?


Hay que economizar tiempo y dinero como sea.


Así que hay que me puse con mi tela de fieltro, o como se llame (una espumilla de color naranja) y los mejores adhesivos, colas y pegamentos que pude encontrar. Las mejores armas de cualquier madre en «apuros costuriles». Corta y pega, y voilá, ya tienes disfraz.


Este año estamos en las mismas con los disfraces de Halloween. Minecraft es su pasión, así que el zombi de Minecraft va a ser mi amigo. Ya estoy buscando como loca una tienda online de productos para el bricolaje online, y manualidades, para surtirme bien de materiales para una larga lucha de la que tengo que salir vencedora, sí o sí.

Personajes Minecraft


Y tu, ¿Cómo llevas el tema disfraces? ¿Te apasiona o te vuelve loca?

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.

Pin It on Pinterest

Share This