Has probado muchas cosas para ayudar a tu hijo en el colegio. Es revoltoso, molesta, o quizás le cuesta retener datos, le falta organización, motivación…y ya no sabes que inventarte para ayudarle.

El Doodling es una técnica que consiste en garabatear, dibujar sin la finalidad de hacer un dibujo perfecto. Pueden ser los primeros dibujos que hacen los niños, pueden ser los dibujos que haces mientras hablas por teléfono y también esos dibujos sencillos sobre una temática concreta que ayudan a desconectar.

En mi libro “Atrapa tu Creatividad” cuento más cosas sobre los doodles y ejemplos de ejercicios que puedes hacer con ellos. Son ejercicios para Doodlear, porque mezclan doodles con otras técnicas, ayudándote a pasar un rato genial, mientras ejercitas tu creatividad. Algo que te encantará hacer una y otra vez, (no querrás soltar tu creatividad!)

Los 4 pilares del Doodling para ayudar a tu hijo en el colegio

El Doodling huye de la perfección

Si hay algo que caracteriza al Doodling es que es imperfecto. Y esto es una ventaja. Los niños más exigentes se sienten muchas veces frustrados y prefieren no intentar algo porque les sale mal, o porque ellos creen que les sale mal. El Doodling es perfecto en estos casos, ya que el nivel de exigencia es CERO.

doodling para el colegio
triángulos

El Doodling ayuda a prestar más atención

El Doodling puede consistir en crear una patrón con diferentes formas geométricas. En estos casos, tienes que estar concentrado, pero esa concentración no anula otros sentidos, como la escucha, sino que los intensifica. Es por eso que cuando queremos estar atentos a lo que nos cuentan por teléfono, nos ponemos a hacer dibujitos en un papel.

Se han hecho estudios donde prueban la cantidad de información retenida cuando se hacen doodles mientras se escucha, y se ha visto que aquellos que dibujan doodles retienen un 29% más de información que quienes no lo hacen.

El Doodling transmite un mensaje

Los doodles, los dibujos, forman parte de la comunicación no verbal. Hay mensajes en los que las palabras no son suficientes y necesitas apoyarlas con dibujos para que lleguen mejor a su receptor. De ahí la idea de que “una imagen vale más que mil palabras”

El doodling es creativo

Dibujar doodles, crear patrones, ayuda a ejercitar nuestra creatividad. Y cuanto más ejercitemos nuestra creatividad, mejores soluciones encontraremos a los problemas. Las empresas están cambiando, los trabajos son diferentes, cada vez será más necesario tener una buena idea, y saber cómo explotarla. La creatividad es básica en nuestro desarrollo como personas. Y el doodle es el mejor aliado, porque es sencillo y accesible para todos, además de divertido.

Ayudar a tu hijo en el colegio con dibujos Doodle

Hay diferentes técnicas que pueden utilizarse tanto en clase como en casa.

Doodles en clase

Cada niño tiene una forma diferente de aprender. Es difícil ajustar una clase a cada uno de los ritmos, y normalmente escogemos un ritmo estándar.

Hay niños que cogen todos los conceptos a la primera, y les cuesta estar quietos o callados si la clase es demasiado lenta para ellos. Hay otros que también cogen rápido los conceptos, pero se meten en su mundo imaginario y desconectan, perdiendo por el camino datos importantes. Hay otro tipo de niños que no están nada motivados y es como si tuvieran tapones en los oídos desde que entran en clase, no retienen nada.

Captar la atención de estos niños es fundamental, a unos para activarlos y a otros para rebajar la energía.

Para ello pueden tener un papel a mano y un lápiz mientras que se explican los diferentes conceptos en clase. Una vez que lo hayan entendido, pueden comenzar a hacer doodles. Pueden hacer doodles sobre el tema que se está hablando en clase, mezclar dibujos con palabras, crear patrones que les ayuden a seguir prestando atención y rebajar su energía..

Si tu hijo es movido y estás cansada de recibir quejas de sus profesores, pídeles que le dejen tener un papel y un lápiz para esos momentos en los que su energía rebose. Los doodles le calmarán y además, le ayudarán a escuchar.

Los doodles en clase

Técnicas de estudio

Los más mayores pueden tomar notas de lo que se explica en clase con doodles, creando así mapas mentales. Usar el doodling cómo técnica de estudio, les ayudará a recordar conceptos, a través del uso de flechas, cajas, dibujos, y diferentes tipos de letra.

Pueden usar esta misma técnica para estudiar en casa, repasando los conceptos que se dan en clase. Motívale con diferentes rotuladores y pinturas.

Expresar sus sentimientos

Llevar un diario es una manera de ayudar a los niños a asimilar y contar las cosas que les ocurre. La gestión emocional es fundamental en niños, para llegar a ser adultos maduros.

Hay niños a los que les cuesta mucho escribir y no les apetece nada, y el diario es recomendable que lo empiecen cuanto antes (unos 7-8 años). Para estos niños los doodles son una buena idea. Dibujar lo que ha pasado y una breve explicación debajo, no sólo le ayudará a expresar lo que siente, también le ayudará a aprender a contar ideas con conceptos.

Aprender a dibujar

Hay niños que odian la asignatura de plástica o Arte porque dicen que no saben dibujar. Piensan que no saben dibujar porque todavía tenemos en nuestra cabeza esas clases de arte donde se aprende a dibujar con modelos y se hace un retrato realista, perfecto y maravilloso.

Los niños quieren hacer los dibujos perfectos y maravillosos que ven en los libros, o en los dibujos animados, y como no les sale igual, se rinden y ni lo intentan.

Una forma de motivarles es explicándoles lo que es un doodle y que ellos también pueden dibujar así, de forma imperfecta, y que también es un dibujo. ¡Picasso era un gran doodleador! El doodle es una forma de arte perfectamente válida, y una manera de enseñar a dibujar sin presiones.

¿Has puesto en práctica alguna de estas técnicas alguna vez? ¿Cómo te ha ido? ¿Crees que pueden servir a tus hijos? ¡Cuéntame en los comentarios!

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.

Pin It on Pinterest