Llega el momento de la verdad. Hoy en día tener talento es fundamental, una pieza clave. Algo obligatorio diría yo. Pero no sólo en el ámbito laboral, también en el personal.

Tener nuestras propias ideas, tomar buenas decisiones, evolucionar como personas y profesionales, es algo que ya se sabe que se hace con creatividad.

Quedarte sin trabajo, hacer frente a una enfermedad, sentirte mejor contigo mismo, son problemas por los que todos pasamos alguna vez (sí, lo siento, pero es así) y necesitamos saber salir de esas situaciones lo mejor parados posible.

Este ritmo frenético que llevamos, que vamos como loquis por la vida, no nos deja demasiado tiempo para pensar en soluciones y entonces es cuando vamos a Google y buscamos…»ideas de negocios», «cómo superar una ruptura» «cómo eliminar la ansiedad» «cómo cambiar de vida» «como tener una casa mejor» y cosas por el estilo.

Sí, confiesa, tu también lo has buscado alguna vez. O algo parecido seguro.

Pero no todo está en Google y si está será de alguien que te cuesta su versión. Que no es la tuya. Porque tu tienes tus propias soluciones, tus propias ideas, tu propia llave.

¿Qué son las ideas?

Bienvenida a la clase de Filosofía. Que no, que es broma. Si te preguntan que es una idea pensarías que es un pensamiento original, un nuevo concepto…pero lo que está claro es que es un momento de inspiración. No importa de donde vengan, están en la mente de cada persona.

Para avanzar en nuestra sociedad necesitamos ideas. Cada vez tienen que ser más y mejores. Porque el ser humano lo necesita. Es cierto que no estamos todo el rato creando inventos tipo…la rueda, la bombilla, el teléfono…pero si lo piensas un poco…¿a que estamos todo el rato dando diferentes usos y formas a estos objetos?

¿Cómo usar la creatividad para tener más ideas?

Sueña despierto

Como te decía…vamos muy loquis y nos paramos poco a pensar. En serio. Dime la última vez que te tumbaste en la cama con los ojos abiertos sin hacer nada más. A contemplar el techo. Una pérdida de tiempo ¿verdad?

Para nada.

Se sabe, se dice, se comenta, no, en serio, hay estudios que dicen que las mejores ideas surgen «cuando te relajas». Lo que viene a decir…cuando te embobas. Esos momentos tipo…ducha…paseo…cocinar…

Hay un truco. Lee algo que vaya en la línea de donde tienes puesto el foco, sobre lo que quieres tener la idea. O mira un documental. Y después haz una de esas tareas rutinarias en las que tu mente divaga sola…¡lo tienes!

Lluvia de ideas a la inversa

Seguro que has oído hablar de esta técnica. Empiezas a soltar todo lo que se te ocurre, por raro que sea. Pero te propongo que la hagas de otra forma. A ver, quieres conseguir una meta, un objetivo y no sabes cómo. Pues ponte a pensar en todo lo que no tienes que hacer para conseguirlo.

Pensar al revés.

Estamos acostumbrados a un pensamiento lineal, pero cambar tu forma de pensar pero también hacer que te surjan nuevos métodos y nuevas ideas.

Elimina cualquier límite de tu mente

Seguro que has escuchado la frase…»piensa fuera de la caja». Pues no pienses fuera de la caja, manda la caja a la mierda. Tírala. Písala.

La caja es todos los prejuicios y suposiciones que tienes en tu mente. Lo que llevas toda la vida aprendiendo del entorno, asumiendo como «lo lógico», lo que se hace siempre.

Hazte preguntas, cuestiona todo, no des nada por sentado. Cada vez que te escuches una afirmación, pregúntate…¿Y si no es así?

A lo mejor lo que llevas haciendo todo este tiempo no es lo que te gusta, o eso que crees que no se te da bien, resulta que sí, y en ese sitio sí puede estar la persona que necesitas conocer.

Crea ideas en soledad, a veces el grupo no ayuda

Sí, es cierto que muchas veces cuando tenemos que tener ideas, acudimos a nuestro grupo de amigos, conocidos o familia, o el equipo de nuestra empresa, pero no siempre vamos a conseguir los mejores resultados.

A veces el grupo, defiende una idea concreta por el hecho de guardar las formas, por evitar el enfrentamiento. Y esto es muy contraproducente, si hablamos de creatividad.

Si acudes a la creación de ideas en grupo, asegúrate de que cada miembro escribe en un papel su idea de forma individual, antes de empezar. Así te aseguras que cada uno defiende su idea. El debate siempre es enriquecedor (siempre que se haga con educación)

Actúa

«Para que necesitas alas si no tienes coraje para volar». Pues eso, ¿de que sirven las ideas se no actúas?

Pues eso, para ser creativa, para tener ideas, para encontrar soluciones, tienes que perder el miedo equivocarte. Que veas que no se acaba el mundo si fracasas.

No pienses tanto en el resultado, si tendrás éxito o no. En cuáles tienen que ser los pasos correctos para llegar a cumplir con la meta. Si tienes una idea, crea tus pasos, los tuyos, y actúa, avanza.

Tarde o temprano lo conseguirás.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.

Pin It on Pinterest

Share This